OFRENDA, texto incluido en No Vamos a Tragar

de Sara Plaza

Ilustración de Sara Plaza

OFRENDA:

El primer hombre clava en el suelo la estaca con el nombre bien visible, ‘La Escondida’.

A continuación le sigue una mujer con una cruz de madera que en lo alto dice  ‘El Romance’, y unos metros más allá también lo hinca en la tierra.

Dos ancianos, que en ningún momento se sueltan la mano, piden ayuda para poder clavar su pequeño letrero hecho con dos troncos. Se puede leer ‘Los dos Arroyos’.

Y así se sucede una familia campesina tras otra, con unas quinientas estacas con sus nombres grabados, ‘Los Girasoles’, ‘Villa San José’, ‘Montmar’, ‘Huerto del Ebro’…, conformando un cementerio sobre la loma, un día de la primavera pasada.

Es una ofrenda a las fincas que les dieron durante decenios comida, agua y cobijo.

Las quinientas, y muchas más, han sido asesinadas. Arrebatadas por poderosos hombres de finanzas han muerto cubiertas de asfalto, convertidas en inertes campos de golf o dedicadas a un monocultivo transgénico rociado por venenos.

Es para denunciar tanta muerte de tierra que han sembrado un cementerio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s